Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

La esquiva: una llave para la eficacia

por Kenji Tokitsu


El Budo no es un religión. En el transcurso de mis búsquedas me he atrevido a situar a los "grandes maestros" en una perspectiva relativa que no me ha impedido respetarlos como hombres, aunque no los venero. Creo que en el momento en que sacralizáis a un maestro como ser absoluto, os desviáis del Budo porque dejáis de reconocer una persona como tal.
El golpe con el puño delantero

En el Arte Marcial podría pensarse que lo que una persona puede llegar a hacer vosotros tenéis una posibilidad de hacerlo en un grado similar o al menos parecido mediante un esfuerzo juicioso. Me dirijo a todos los que buscan mirar por ellos mismos a su adversario.

Se trata de una técnica utilizada en el combate de competición o del jigeiko en el Dojo, ya que este tsuki es eficaz para hacer frente (DeAi) a todo tipo de ataque. La utilización del Kizami tsuki es particularmente eficaz para el DeAi contra el maegeri a partir de gyaku kamae (guardia en la que la posición de los pies de los dos adversarios es opuesta).

En esta situación vuestro vientre parece descubierto, y si eres un combatiente hábil serás capaz de darle al adversario la señal de atacar con el maegeri. Y aún más si se trata de alguien que confía plenamente en sus ataques de pierna. Harás patente la señal si das la impresión de no estar concentrado en tu vientre, sino más arriba: colocando la guardia en la parte alta del cuerpo. Cuanto más seguro esté de su éxito, más amplio y notorio será su gesto al lanzar el maegeri. Y esta es tu oportunidad, como un pez que muerde el anzuelo: lanzada con determinación tu kizami tsuki.

Lo importante en esta situación es que al mismo tiempo que efectuas el tsuki realices una leve y rápida rotación o giro del cuerpo, cuyo eje está ahora desviado del maegeri. Se trata de un sútil movimiento denominado Sabaki. Ejercitarse de modo que la fuerza del tsuki desplace el eje del cuerpo y que la fuerza y la rapidez del tsuki se vean aumentadas mediante le cambio de eje.
La esquiva una de las claves de la eficacia
La palabra SABAKI significa "resolución de los problemas", y en el combate de Budo "anular el efecto de un ataque" mediante un movimiento del cuerpo. Por ello esta palabra de traduce frecuentemente por desplazamiento. Pero no es exacto. De hecho, el sabaki es un desplazamiento del cuerpo con gesto de parada que tiende a desviar la fuerza de ataque del adversario para anularla.

La técnica del sabaki es esencial si buscas la eficacia técnica en combate. En todas las técnicas que expongo en esta crónica la idea de sabaki está siempre presente. Para comprender esta idea del modo más sencillo basta desplazarse en la situación del combate. Entre dos adversarios, si el nivel no es muy diferente, cada uno tiene las mismas oportunidades de recibir los golpes, sobre todo si tu adversario es bastante más grande que tú. ¿Cómo podrás combatir eficazmente si avanzas o retrocedes sobre una sola línea?

Hideyuki Ashihara, difunto maestro de Karate Kykushinkai, destacaba como experto en Sabaki. Algunos le llamaban un "genio del combate". Él decía:"si combatís con movimientos lineales, recibiréis los golpes aunque ganéis. Yo busco la manera de ganar sin recibir un golpe"

La consciencia es diferente si practicas el combate sin contacto con la idea de que un solo golpe basta, ya que en ese caso si eres el primero en marcar un punto serás el vencedor.

Sin embargo, en los combates de karate dónde existen muchos impactos, es raro que el adversario caiga bajo el efecto de un único golpe; por consiguiente, aunque seas el primero en tocar, tendrás muchas posibilidades de recibir el segundo golpe si continúas frente al adversario.

La técnica del sabaki consiste en no encontrarse frente al adversario cuando te ataca o cuándo le atacas. En suma se trata de un sutil cambio de eje.
El problema del Hikite
Cuando los dos adversarios atacan con kizami tsuki, el que lleva el hikite en la cadera es el que mayores probabilidades tiene de recibir un tsuki en el rostro.

Se dice frecuentemente que el hikite es importante porque la fuerza del golpe aumenta cuando se tira fuertemente del hikite hacia atrás. Sin embargo, este gesto crea una gran vacío delante del rostro. Volvemos a decir que la idea del hikite representa una trampa técnica fortalecida por el karate moderno que se autoproclama tradicional. En el Karate del período clásico las posiciones del hikite eran más variadas que hoy. Algunos adeptos decían que en el combate de karate, el hikite no existía, al menos como hecho habitual, y ellos ejecutaban los kata sin hikite.

Según mi experiencia, en un combate donde se dan golpes, los que llevan automáticamente el hikite a la cadera tienen mayores probabilidades de recibir un tsuki cuando su ataque se cruza con el del adversario. Están entonces obligados a modificar la posición de su hikite para no recibir un tsuki en el rostro. Pero no es fácil cambiar el hábito, por que incluso si lo sabes, el cuerpo no siempre obedece. A fuerza de recibir los golpes en el rostro todos sin excepción tienden a utilizar la mano para la defensa en lugar de continuar buscando el aumentar la fuerza del golpe mediante la retirada del hikite.

Los kata clásicos Naifanchi y Jion muestran esta técnica, lo que prueba que los karatekas de antaño habían resuelto este problema ¿Por qué entonces no estudiarlo en lugar de encontrar la solución haciendo un rodeo?